El drenaje linfático manual es una técnica que proviene de la masoterapia, la cual implica el uso de las manos para la reactivación del sistema linfático superficial, optimizar la eliminación del líquido extra celular y mejorar la evacuación de esas sustancias. Aunque parece una manobra sencilla, es recomendable que sea realizado por alguien con conocimientos profundos en el área, para evitar inconvenientes en la salud.

De acuerdo con los expertos, está indicado para tratar múltiples enfermedades (como la fibromialgia, artrosis, artritis y úlceras), ya que ofrece resultados satisfactorios casi de inmediato. Además, es posible aplicarlo en el mundo de la estética para corregir problemas de acné, várices, edemas faciales y celulitis.

Asimismo, es utilizado como parte del postoperatorio de cirugías estéticas (aumento de pecho, abdominoplastia, liposucción, lifting, entre otros), con el fin de acelerar la sanación de los tejidos y disminuir las molestias.

Ahora bien, vale la pena destacar que está contraindicada en diferentes escenarios, tales como asma bronquial, tiroidopatías, hipotensión, dolencias pélvicas, fase posterior de la tromboflebitis, e insuficiencia cardíaca congestiva. De esta manera, el asesoramiento de un profesional es indispensable en estos casos.

La realización de este tratamiento debe ser pausado y preciso, ejecutando movimientos sobre la zona que desea curar con la presión exacta en la piel del individuo. Los efectos que se pueden conseguir con este procedimiento son tan sorprendentes, que la medicina apuesta por esta técnica para conseguir una pronta recuperación de los pacientes.

Entre las principales ventajas que ofrece destacan las siguientes:

  • Posee una acción sedante frente al dolor.
  • Estimula la activación de los vasos linfáticos, permitiendo la reabsorción del exceso de líquido.
  • Es un relajante perfecto.
  • Ayuda en los procesos inflamatorios.
  • Aumenta las defensas del organismo.

No hay dudas de que es una herramienta útil de la medicina estética, que aporta soluciones impactantes. Recuerda que solo las manos de un especialista podrán proporcionarte estas ventajas, así que no confíes en cualquier persona para un drenaje linfático.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + 15 =